Detectan dos nuevos posibles casos de escarlatina

Habrían sido detectados en un jardín maternal de la capital jujeña, por lo que se procedió a la desinfección correspondiente.

El surgimiento de nuevos casos de una enfermedad que hasta la semana pasada era desconocida para la mayoría de los jujeños, volvió a encender las alarmas en los padres. Sin embargo desde la cartera de Salud de la provincia, aseguran que hasta la fecha sólo cuentan con un caso confirmado ya que se trata de una enfermedad cuya denuncia "no es obligatoria", por cuanto es una enfermedad de "aparición habitual".

En las primeras horas del jueves, la noticia de dos posibles casos de escarlatina en una guardería de la capital jujeña, preocupó a la comunidad en general ya que si bien desde el Ministerio de Salud informaron recientemente que se trata de una enfermedad "común" en niños de entre 5 y 15 años, la falta de información generó serias dudas.

Según pudo confirmar El Tribuno de Jujuy, a la fecha sumarían cinco niños en total, de diferentes comunidades educativas, quienes padecerían escarlatina. No obstante desde Salud señalaron que la Dirección de Epidemiología recibió hasta el momento, solamente una denuncia correspondiente a la Escuela Monteagudo. "Existen más casos porque son enfermedades de aparición habitual" pero hasta ahora, "es el único caso notificado".

"Esta no es una enfermedad de denuncia obligatoria. La semana pasada recibimos un informe y como parte de las acciones del Ministerio de Salud, se concurrió al colegio, se certificó un caso y aparte de tranquilizar sobre el manejo de esta enfermedad, se realizaron acciones de promoción en cuanto a lo que es prevención de los contagios de este tipo de enfermedades", manifestó el director de Maternidad e Infancia, Luis Buljubasich.

El funcionario explicó que se trata de una enfermedad eruptiva producida por una bacteria que es el estreptococo. Los síntomas más importantes son un cuadro catarral inicial, una angina roja importante con temperaturas relativamente elevadas (por arriba de los 38 grados) y como parte del complejo sintomático, la aparición de una erupción cutánea. Esta "tiene características escarlatiniforme que viene de escarlata debido al color y las características del brote, de allí el nombre".

Resaltó que la escarlatina es una "enfermedad de aparición habitual", con ciertas estacionalidades que "en algunas épocas del año y en determinados lugares, puede haber alguna incidencia un poco más alta que en otros lugares", ya que el estreptococo es habitante habitual de niños entre los 5 y 15 años y por ende, "es relativamente frecuente ver casos de escarlatina".

En ese sentido reconoció que pueden ocurrir "brotes aislados", pero de ninguna manera "epidemia". "En esto quiero ser contundente, en el sentido en que no hay ningún tipo de alarma sanitaria. Las alarmas se encenderían cuando los casos pasen la media o la habitualidad pero en este caso, insisto, la escarlatina es una enfermedad que se controla, se trata y se cura", enfatizó Buljubasich.

"Es importante no alarmar porque estas son cuestiones de las redes sociales y de los grupos de WhatsApp de los colegios y de los padres. De ninguna manera son motivo de alerta sanitaria los casos aislados que se pueden producir de escarlatina", recalcó el director, al tiempo que mencionó que desde la cartera sanitaria por lo pronto no llevarán adelante ningún tipo de campañas de sensibilización ya que "no lo amerita".

 

Recomendaciones sanitarias

Asimismo el director de Maternidad e Infancia, Luis Buljubasich, brindó una serie de recomendaciones a fin de evitar el contagio de esta patología. Resaltó que en este tipo de enfermedades producidas por bacterias, es sumamente importante el lavado de manos, el aislamiento de los niños enfermos y principalmente “en cuanto hayan síntomas de enfermedad, que los padres traten de no llevar a los chicos al colegio porque mucha de estas enfermedades antes de generar otro síntoma, ya están produciendo contagio”, de modo que es necesario resguardarlos para evitar la proliferación de la enfermedad.

En esa línea recomendó extremar el lavado de manos, sobre todo en las personas enfermas quienes “tienen que realizarlo de rutina y como una cuestión habitual pero además de eso, hacerlo con mayor frecuencia y mejor intensidad”. Además destacó la necesidad de “higienizar” los utensilios y espacios donde haya permanecido el enfermo, tanto la casa como la escuela.

https://www.eltribuno.com/